La deuda 'ahoga' a Adif Alta Velocidad: pierde 210 millones, un 25% más.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF
La deuda 'ahoga' a Adif Alta Velocidad: pierde 210 millones, un 25% más.

Emite 590 millones en bonos para refinanciar su deuda de 14.430 millones.

 

La alta velocidad de Adif se hunde en pérdidas mientras Renfe logra un nuevo récord de pasajeros en el AVE. La compañía que gestiona la red de alta velocidad ha elevado un 25% sus números rojos, hasta los 210 millones de euros, en los nueve primeros meses de 2016 por el alza de los gastos operativos y financieros, la depreciación de activos y el descenso del 2% de los ingresos totales a los 696 millones. Fomento anuncia dos AVE al día entre Madrid y Castellón.

Y es que el aumento del 4,8% de los pasajeros del AVE (transportaron 20,4 millones de viajeros en 2016) no se ha traducido en nuevos ingresos para el gestor ferroviario, ya que la mejora de la demanda ha derivado en una mayor ocupación de los trenes y no en aumento de los tráficos. Así, la facturación por el uso de la red y las estaciones se ha estancado en los 379 millones mientras que los otros ingresos de operación, que incluyen alquileres, servicios y suministro de energía, han retrocedido un 4,3%.

A pesar de la evolución de los ingresos y los gastos, Adif Alta Velocidad ha logrado cerrar los nueve primeros meses del año con un resultado operativo positivo (6,9 millones de euros frente al ebitda de 25,9 millones del mismo periodo de 2015). Estas cifras muestran que la compañía logra mantener el equilibrio operativo, pero no genera los ingresos suficientes para hacer frente a la deuda de más de 14.400 millones que arrastra ni a los gastos financieros asociados. Estos últimos han subido un 9,8% a los 216 millones de euros, lo que ha llevado a la firma a registrar las pérdidas de más de 200 millones antes mencionadas. Por ello, Adif propuso elevar un 15% el canon de peaje que cobra a Renfe por usar las vías ferroviarias, algo a lo que se ha opuesto la CNMC.

La deuda del gestor ferroviario presidido por Juan Bravo se ha mantenido más o menos estable en el último año (en septiembre ha caído un 1% con respecto a junio a los 14.432 millones) por la falta de nuevas licitaciones y el frenazo al avance de las obras. En el último ejercicio apenas se han construido nuevos kilómetros de AVE por los problemas con los sobrecostes y la falta de fondos. Así, la compañía ha utilizado las emisiones de obligaciones para reducir su deuda con el BEI y otras entidades financieras y pagar vencimientos.

En concreto, desde septiembre de 2015, Adif Alta Velocidad ha emitido 590 millones en bonos elevando sus obligaciones a los 3.190 millones, mientras que la deuda con el BEI y otros bancos ha caído en 423 millones. En esta línea, los vencimientos entre 2022 y 2026 han subido un 7,9% (622 millones), mientras que se han reducido a corto plazo.

 

Fuente de la Noticia: 
eleconomista.es