La estación de ferrocarril de Almería vive un total abandono tras 9 años cerrada al público.