La excúpula de Adif conoció en 2014 la existencia del fraude millonario del AVE.