La falta de enlace ferroviario con el puerto de Alicante provoca pérdidas de 9 millones.