La huelga del sector ferroviario en Portugal cancela dos de cada tres trenes.