La investigación de Fomento y Renfe no advirtió los fallos en las ruedas del Alvia.