La investigación penal del accidente del Alvia deja en evidencia a la de Fomento, que culpó solo al maquinista.