La nueva Renfe plantea un ERE 'voluntario' para 300 trabajadores.