La Plataforma del Ferrocarril en Pinares pide unos «servicios mínimos».