La presión de los ferroviarios desbloquea la negociación.