Lara quiere ser el único gestor junto a Renfe en la privatización del AVE.