Las empresas ferroviarias españolas llevan su tecnología a Middle East Rail.