Las obras de la alta velocidad en Valladolid obligan a modificar el servicio ferroviario a partir del sábado.