Las víctimas del metro apuntan que Gracia "decidió no proteger la curva".