Los operadores privados competirán con Renfe por el AVE en seis meses.