Los paros de Renfe y Adif alcanzan un seguimiento del 82,5% entre los trabajadores.