Los sindicatos de Adif amenazan con radicalizar sus protestas.