Los trenes de Feve paran en 34 estaciones en las que no se sube ni un pasajero al día.