"Mala fe" de Renfe y Ferrovial por suprimir el servicio de comidas a sabiendas de que traería despidos.