Megaproyecto ferroviario apunta a exportar 95% de carga boliviana por Perú.