Nueva pieza de la Madeja por las mordidas a los directivos de Adif.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF

La Audiencia Nacional incluye a 14 investigados, alguno de los cuales recibió más de un millón.

 

La Audiencia Nacional sigue desenredando el sumario de la operación Madeja, que instruyó Mercedes Alaya. El titular del juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha abierto una nueva pieza, la tercera -tras las de las administraciones autonómicas y administraciones locales-, para investigar las mordidas que la empresa Fitonovo abonó a 14 directivos y trabajadores del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) a cambio de la adjudicación de contratos públicos.

En la nueva pieza figuran esos 14 investigados, en su mayoría directivos de Adif en Sevilla, Córdoba, Jaén, Zaragoza y Barcelona, lo que permitió que Fitonovo tuviera una "importante facturación" con Adif, de la que el juez destaca precisamente la correspondiente al año 2008, coincidiendo con la adjudicación a la empresa sevillana Fitonovo de un "macrocontrato por la prevención de incendios en líneas convencionales y de alta velocidad".

En muchas de las zonas investigadas, Fitonovo pagaría dádivas tanto al gerente como al técnico de infraestructura, como ocurrió en Córdoba, Sevilla y Zaragoza, "para asegurarse tanto la adjudicación de los contratos como la más beneficiosa ejecución".

En el auto, el juez De la Mata explica que los directivos de Fitonovo ordenaron el pago a Enrique José Finch -director de operaciones e ingeniería de red convencional y director de operaciones Sur, gerente de mantenimiento de Córdoba- de diversas dádivas por el "favorecimiento" a esta empresa en la contratación, elaboración de informes técnicos y en la ejecución de los contratos desde 2003 a 2012 por importe de 1.035.608 euros. Este directivo adquirió dos vehículos a Fitonovo, pagando esta sociedad el seguro de ambos coches durante varios semestres cuando eran ya propiedad de este investigado y de su esposa.

En el caso de Antonio Rodríguez Jurado, director ejecutivo y de la gerencia de mantenimiento de Adif en Sevilla, el magistrado sostiene que entre 2002 y 2011 recibió mordidas que ascendieron a 428.535 euros por "facilitar la adjudicación y la ejecución de los contratos a Fitonovo". Estas cantidades fueron retiradas en efectivo de la denominada "caja B" de la sociedad investigadas, firmando los recibos un directivo de Fitonovo.

En el auto también aparecen los regalos a Luis Matas Rodríguez, mando intermedio de Adif en Córdoba, quien habría recibido en 2007 y de 2009 a 2012 unos 22.904,20 euros en dádivas. Una empresa abonó además a Luis Mata estancias hoteleras en Madrid, para él y su familia (tres personas), y también en varias ocasiones recibió "entradas para asistir a partidos del Real Madrid" al menos en septiembre de 2010 y en marzo y agosto de 2011, todo ello a cambio de que este funcionario, como él mismo admite en sus correos, "mirara para otro lado" en su tarea de supervisión de los contratos adjudicados por Adif" a la empresa Cobra instalaciones y servicios.

Fuente de la Noticia: 
diariodesevilla.es