Otro golpe al AVE en Granada: la empresa solicita la rescisión del contrato.