Pedro Muñoz: “Ávila no puede ni debe conformarse con un servicio ferroviario residual”.