Plataforma por el ferrocarril y DGA coinciden en que la clave es mejorar los horarios.