Renfe espera que 300 personas puedan acogerse en 2014 a un ERE voluntario.