Renfe garantiza que el ERE planteado para unos 300 trabajadores será "voluntario y pactado".