Renfe, las 'putas verjas' y la importancia de las comillas.