Renfe mantiene los trenes entre Caspe y Barcelona y no suprime ninguna circulación.