Renfe recorta a la mitad sus 'números rojos' en el primer semestre, hasta 60,2 millones.