Renfe sitúa en torno al 3% el seguimiento de la huelga de sus trabajadores.