Renfe y sus competidores tendrán premios o castigos por puntualidad.