Santa Fe: Un pueblo con corazón ferroviario, un vergel de naranjos y pasado milenario.