Se refuerza la tesis de la «distracción» para explicar el accidente de tren de O Porriño.