Siemens gana un contrato de suministro y mantenimiento de trenes en Alemania por 1.700 millones.