Tramos del AVE gallego llevan meses parados por disputas por sobrecostes.