Un cargo del ADIF atribuye a Fomento la decisión de cambiar el proyecto en Angrois.