Un jefe de seguridad denuncia que FGV incumplió la orden judicial de custodia.