Una huelga puede paralizar el tráfico ferroviario del 31 de julio al 1 de agosto.