Unas 300 personas marchan en Zaragoza en defensa del ferrocarril.