Víctimas de Angrois apelan al "interés público" para que la Agencia Ferroviaria Europea rectifique y traslade su informe.