Víctimas del tren Alvia de Santiago de Compostela se sienten "maltratadas" por las autoridades.