SCFCOM 14: Caos en el sistema

Tras pactarse el nuevo Marco de Movilidad y el procedimiento para ponerlo en marcha de una bendita vez, la dirección de nuestra querida empresa nos comunica, ya en la primera reunión de la Comisión de Seguimiento de la Convocatoria, que no es posible grabar en el sistema informático las peticiones que incluyan simultáneamente plazas en promoción y traslado, de forma que se tenga en cuenta la prioridad que pudiera interesar a los solicitantes. Por lo visto, Stephen Hawking estaba trabajando para solucionar este arduo problema de la Ciencia, pero no pudo concluir su investigación. Esto ha influido también en el tema de las prejubilaciones y los relevistas, que por idéntico motivo se ha convertido en un monumental sindiós. Sospechamos que todo esto tiene sumida a la dirección de esta santa casa en un estado de preocupación y desconsuelo permanentes (nótese la fina ironía).

Es de reseñar, sin embargo, que el actual proceso de movilidad permite solicitar cualquier puesto, sea en traslado, en ascenso o en reconversión, y que nuestro colectivo se equipara por primera vez a otras áreas de la empresa en las que no era ni es necesario superar nuevas pruebas para cambiar de nivel salarial dentro de la categoría (única) de MMII y Cuadro. Así, a partir de ahora es únicamente el puesto de trabajo el que determina el nivel.

También es destacable que el plazo para presentar las solicitudes se amplía hasta el día 18 de mayo y que la empresa pretende cumplir (o eso dice) con su compromiso de dar a conocer las retribuciones económicas tanto fijas como variables y complementarias de las vacantes solicitadas, antes de su aceptación.  Puedes consultar el acta aquí. 

 

Movilidad en el proceso de Estructura de Apoyo: la transparencia del alquitrán

En el código ético de ADIF (¿qué son esas risas?) aparece el término ‘transparencia’. El concepto en cuestión se refiere, entre otras cosas, a la saludable costumbre de actuar de manera franca, abierta y sin ocultación malintencionada; algo fundamental para establecer una relación de confianza con (y entre) los trabajadores, especialmente en una empresa pública como es ADIF. Por supuesto, el contraste entre la teoría y la práctica es hoy tan brutal como siempre lo ha sido. Cambian las formas, pero el fondo permanece inalterable, cosa que no deja de ser un alivio en estos tiempos de cambios vertiginosos…

La convocatoria de Estructura de Apoyo surgió con los mismos criterios y requisitos que en ciertas universidades permiten repartir másteres con esa alegría y esa desenvoltura que tan familiares nos resultan a los ferroviarios. ¿Para qué, por ejemplo, unos exámenes con calificaciones, si luego se publica una resolución sin ellas? La respuesta es evidente. Lo cual demuestra que todas las dificultades informáticas que impedían gestionar eficazmente el proceso de movilidad, desaparecen por arte de magia cuando conviene que desaparezcan: la tecnología DIGITAL funciona aquí a las mil maravillas.

Dice la transparencia que vayamos empezando sin ella, que le ha cogido un atasco en la autovía y se retrasará un poquito. Gracias.!

 

TRES ANCHOS DE VÍA. UNA PROFESIÓN. ¡UNÁMONOS EN EL SCF

 

Descargar SCFCOM14