SCFCOM 36: Siguen las huelgas del SCF

MAÑANA DÍA 21, HUELGAS PARCIALES DE 0.00 A 4 H, DE 8 A 12 H Y DE 16 A 20 H

Hoy, día 20, se ha celebrado la segunda reunión de la Comisión Negociadora del II Convenio de ADIF/ADIF AV (ver acta), donde la empresa ha presentado los principios básicos para el texto del próximo Convenio. A UGT le vale y CCOO se lo pensará hasta la próxima reunión del 27 de diciembre (de momento desconvoca su huelga del día 21). A NOSOTROS NOS PARECE INSUFICIENTE PARA FIRMAR YA EL II CONVENIO Y POR LO TANTO MANTENEMOS NUESTRAS HUELGAS. En Renfe, SEMAF, UGT y CCOO han firmado ya el preacuerdo de Convenio y CCOO desconvoca sus huelgas del 21 diciembre y 7 de enero.

CIRCULACIÓN SIGUE PRESIONANDO POR UN BUEN CONVENIO

Para mejorar la propuesta de la empresa de hoy, el colectivo de Circulación seguirá presionando con todas sus fuerzas hasta el último día. Queremos compromisos concretos para que se reconozcan las características especiales en las que desarrollamos nuestro trabajo. Llevamos muchos años viendo cómo se aplaza la solución efectiva de nuestros problemas.

DIFERENTES A LA FUERZA

Lo hemos dicho mil veces: los trabajadores de Circulación somos distintos. Pero, ¿qué significa eso? ¿Es que creemos venir de otro planeta o pertenecer a una raza superior? ¿Nos hemos apuntado, nosotros también, a la monótona reivindicación de que uno es maravilloso por el mero hecho de formar parte de tal o cual tribu, y que tal cosa da derecho a una porción más grande de la tarta? Nada más lejos de la realidad. Nuestra diferencia no se basa en un SER a menudo imaginario, sino en un HACER incuestionable, que es lo que realmente cuenta (o debiera contar) a la hora de dar a cada cual lo suyo. Nuestra diferencia no tiene nada que ver con la geografía, ni con la Historia, ni con la biología:

  • Nosotros somos distintos porque nuestra realidad presente y cotidiana es distinta.
  • Somos distintos porque no es lo mismo estar obligado a conocer la reglamentación íntegra que limitarse a un extracto de unas pocas páginas.
  • Somos distintos porque no es lo mismo superar las pruebas psicofísicas más exigentes que pasar un reconocimiento médico de puro trámite o no pasar ninguno.
  • Somos distintos porque no es lo mismo trabajar a tres turnos, domingos y festivos incluidos, que hacerlo de lunes a viernes y en horario normal.
  • Somos distintos, en fin, porque no es lo mismo estar expuesto a responder de tu trabajo ante un juez de lo penal, que (en el peor de los casos) recibir una reprimenda del superior inmediato.

Somos distintos, sí, pero a nosotros nos gustaría ser iguales a quienes tienen reconocido y compensado el trabajo en festivos, por poner un solo ejemplo. Los trabajadores de Circulación renunciaríamos gustosamente a esa “peculiaridad” de trabajar a cambio de nada en Navidad y Nochevieja. Nos encantaría no ser tan distintos a las personas normales, que comen y  duermen a horas normales, o se les compensa adecuadamente cuando no tienen posibilidad de hacerlo así. Quisiéramos no ser tan diferentes de quienes tienen una vida familiar y social dignas de ese nombre, o se les compensa por no poder tenerlas. Lamentablemente, seguimos siendo demasiado “distintos”.

Así pues, lo que nosotros pretendemos no es mostrarle al mundo lo estupendos que somos en nuestra singularidad, sino, al contrario, reducir la brecha que nos separa del ciudadano común. En ese intento hemos venido topando con quienes por una parte se llenan la boca con la palabra IGUALDAD, y por la otra te firman un Convenio (o quince) en el que unos colectivos arramblan con todo y otros se quedan a dos velas. Y cuando los ninguneados hemos hecho algo para impedir que se nos siguiera toreando, los “igualitaristas” no han tardado ni un microsegundo en poner el grito en el cielo, denunciando nuestra repugnante insolidaridad. Repentinamente, la igualdad de la que no se acordaron durante décadas, resultaba ser importantísima. Tal vez se trata de que no está bien visto reclamar igualdad cuando no se es miembro de ciertos colectivos oficialmente desfavorecidos, entre los cuales, qué le vamos a hacer, no figura el personal de Circulación.

¡A LA HUELGA TODOS JUNTOS, COMO UNA PIÑA!

Por todo ello, ahora más que nunca, peleemos unidos por el futuro de Circulación, por el futuro de nuestra profesión, por unas condiciones dignas para los veteranos ¡que ya se lo merecen! y para que los jóvenes que se están incorporando no tengan que pasar por todo lo que pasaron sus predecesores.

SOLO UNIDOS EN EL SCF CONSEGUIREMOS NUESTROS OBJETIVOS

Descargar SCFCOM36